Cucha del Águila, desde la Amazonia peruana hasta Los Silos

El fuego puede ser motivo de alegría cuando se necesita para cocinar o calentarse. En otras ocasiones, el fuego significa destrucción y tristeza, y ese es el significado que tiene para Cucha del Águila, narradora originaria de la Amazonia peruana -actualmente devastada en gran medida por las llamas- que llega este año al festival para hacernos vibrar con sus palabras.

La amazonia es un territorio que comparten varios países, entre ellos, Perú. En ella, además de una gran cantidad de especies vegetales y animales, viven tribus, comunidades y pueblos. En una de esos pueblos nació y creció Cucha, escuchando y aprendiendo las historias que sus familiares contaban. Respecto a la situación de la amazonia, según narra Cucha, “son los hombres y las mujeres de los pueblos originarios los que hacen frente a la destrucción”, destrucción que realza “están provocadas por las empresas de explotación minera, maderera y agroindustrial”.

Cucha del Águila llega hasta Los Silos para trasladarnos a su lugar natal, donde viven los que ella denomina “los guardianes del planeta” por el modo en el que se relacionan con el entorno. Desgraciadamente, tal y como afirma, muchos de ellos están muriendo por la contaminación del agua de sus ríos y por proteger sus territorios. Ellos, este año en el festival, nos inspirarán y servirán de ejemplo a través de ella.

“La palabra recupera nuestra capacidad de ver, pensar y sentir(nos)”

En los pueblos originarios de la Amazonía Peruana, la palabra toma un sentido especial. En su tierra, se cree que todo es persona: los animales, las plantas, el río, el pueblo… Ahí nace la importancia de cuidar la tierra que habitan, cuidarse unos a otros y construir lazos “armoniosos, pensantes y sintientes”. Las transformaciones tecnológicas y económicas sufridas en la región ha modificado en gran medida su forma de vivir, por ello, la palabra les sirve para no olvidar su esencia, el que todo sea persona.

Los relatos en la Amazonia, según la narradora, “nos devuelven la memoria de lo que hemos sido, de lo que somos y de lo que podemos ser”. Así, la palabra conmueve, seduce, convocan la memoria presente y adormecida que vive en cada uno de los habitantes del lugar, les hace “recuperar nuestra capacidad de  ver, pensar y  sentir (nos) parte de un todo”, por lo tanto, para Cucha, en cada narración incorpora sus raíces y su repertorio, también tiene que ver con esa preocupación.

Siendo su primera vez en el festival, se presenta con ganas de irrumpir en Los Silos, de hacernos reflexionar y crecer junto a ella, de enriquecernos y aprender, de cautivarnos con sus historias trasladándonos hasta su origen. Este año, Cucha del Águila estará con nosotros para hacer conciencia, juntos, de lo que está pasando.

Pases en los que estará Cucha del Águila en el Festival:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *